Vampiros energéticos “la amenaza invisible”

En el folklore de muchos países, existe una gran variedad de misteriosos personajes que conforman la mitología de cada cultura. Uno de esos personajes, quizás el más popular, es el vampiro; conocido por absorber la energía de seres humanos y animales a través de su sangre.

Este ser mitológico es representado con forma humana, pero también existen relatos según los cuales posee la capacidad de adquirir otras apariencias, esfumarse en el aire como un fantasma, o vivir eternamente. El prototipo de vampiro más conocido mundialmente proviene de Europa; en especial de algunos países como Hungría, Rumania, Polonia, Ucrania, etc. El más conocido de todos es Drácula, un vampiro ficticio creado por el escritor Bram Stoker, pero es sabido que el autor se inspiró en algunos personajes históricos, como por ejemplo, el principe Vlad Tepes; bautizado por sus prácticas sangrientas como “el empalador”.

Príncipe de Valaquia Vlad Tepes “el empalador”

Si bien es cierto que el vampirismo es conocido a través de la literatura fantástica, como así también por la numerosa cantidad de películas del género de terror, existe otro tipo de vampirismo más sutil que el mencionado anteriormente; no se trata precisamente de seres sobrenaturales que chupan sangre para rejuvenecer y volverse inmortales, pero se le parece bastante, ya que igualmente se necesita una víctima a la cual sustraerle energía vital de un modo que veremos a continuación.


Vampirismo energético

Hay personas que disfrutan viendo el fracaso ajeno, el dolor, la tristeza de los otros; entonces uno se pregunta: ¿porqué son así?, ¿simplemente lo hacen por maldad? Lo cierto es que no necesariamente, pues es bueno recordar que todo victimario fue antes una víctima que quedó atrapada en un círculo vicioso. En el vampirismo tradicional ocurre lo mismo; el vampiro (previamente mordido por alguien que lo transformó en lo que es) repite con los demás lo que hicieron con él. Del mismo modo, algunas personas que tienen la necesidad de aumentar su nivel de energía recurren a un sistema de sometimiento para lograr que un individuo con alta autoestima se sienta repentinamente invadido por la amargura y la depresión.

Algunas personas creen que este tipo de “vampiros” se alimenta de energía positiva, pero no, todo lo contrario; ellos hacen bajar el nivel vibratorio de su víctima emparejándolo con el suyo para poder ganar una especie de “competencia energética“. En pocas palabras, disfrutan de bajar la vibración de los demás para poder superarlos y así sentirse más positivos; aunque en realidad no es energía positiva la que obtienen, sino apenas, un poco más elevada que la de su presa.


¿Cómo reconocer un vampiro energético?

El personaje del cual estamos hablando puede ser hombre o mujer y su aspecto no tiene nada diferente de cualquier otra persona, lo cual lo hace difícil de identificar; para colmo, puede ser que ni siquiera el mismo vampiro sepa que lo es. A pesar de lo difícil que puede parecer, existen rasgos que nos pueden advertir la presencia de uno de ellos:

Modo de actuar

  • Visita o llama por teléfono: El sujeto aparece repentinamente con la excusa de que viene a visitarnos para ver como estamos, pero de un momento a otro, nos está contando todos sus problemas sin dejar espacio a comentar demasiado; de esta manera, la carga negativa de sus palabras ya empieza a afectarnos.

  • Pide ayuda: Luego de contarnos todas las desgracias que le acontecen, nos pregunta qué puede hacer para resolver esa situación. Entonces, uno que es medianamente solidario y cortés, se empieza a preocupar por el otro tratando de encontrar solución a sus problemas; pero increíblemente ninguno de nuestros consejos le es útil, pues lo que busca no es que lo ayudemos de verdad, sino que nos quedemos con la amarga sensación de no haber podido ser útiles.

  • Visita fugaz: por lo general, el vampiro energético viene a lo suyo y enseguida se va. No se quedará ni un minuto más después de haber logrado su cometido, lo cual se puede graficar muy bien con el refrán popular; “pájaro que comió voló”.
  • Síntomas físicos: después de haberse marchado el vampiro, lo primero que se siente es cansancio; como si hubiéramos realizado mucha actividad durante un largo tiempo. También puede darnos ganas de bostezar aunque no tengamos sueño y dejarnos en una situación de confusión mental; resulta difícil pensar con claridad y seguir normalmente con nuestras actividades. La sensación más descriptiva es que la víctima siente como si le hubieran robado la energía.


Tipo de vampiros energéticos

Lo primero que hay que entender es que este tipo de vampirismo existe de manera consciente e inconsciente. Cualquiera puede ser vampiro; un amigo, una pareja, un vecino, incluso nosotros podemos ser los vampiros energéticos de alguien más. Por lo general, debe existir cierta cercanía física entre ambas partes, pero también se puede dar de manera virtual; por mensajes, llamadas o a través de lo que se conoce como ciberbullyng. Entonces, sabemos que existen vampiros que absorben energía ajena por elección y otros que lo hacen inconscientemente, pero hasta ahora solo hemos estado describiendo personas normales; sin embargo, hay casos que se tratan de seres sobrenaturales como fantasmas o demonios.

Algunos relacionan el acoso de los súcubos e íncubos con una especie de vampirismo aún mas fuerte que el mencionado anteriormente; dentro de esta teoría, cabe la posibilidad de que los llamados “demonios violadores” sean almas de humanos desencarnados que practicaron el vampirismo energético en vida y que pretenden seguir haciéndolo después de muertos, ya que una de las formas de adquirir energía de otra persona es a través de las relaciones sexuales.

“Pesadilla” de Nikolai Abraham Abildgaard (1800)

Si bien un demonio de esta clase puede haber tenido origen humano, luego de trascender el plano físico se convierte en una entidad paranormal, ya que aumenta su poder a través de la energía robada y puede desarrollar habilidades para doblegar la voluntad de las personas.


Otras características del vampiro

Muchas veces desarrolla un grado de control tan grande sobre la víctima, que hasta es capaz de intervenir en sus pensamientos persuadiéndola de hacer las cosas a su manera. Podemos decir que el vampiro energético es un gran simulador, pues se esconde tras la apariencia de alguien tonto, débil e indefenso, aunque en realidad es todo lo contrario; una persona astuta, inteligente y sin escrúpulos, dispuesta a todo con tal de salirse con la suya.

El personaje del que estamos hablando, por lo general, es una persona extremadamente pedigüeña que no tendrá ningún reparo en vivir a costa de otros. Muchas veces, aunque uno pueda advertir ese defecto, lo deja pasar por lástima; sí, esa es una palabra clave que define muy bien el sentimiento que suelen inspirar estos personajes,”lástima”.


El lado paranormal

Con todo lo que expuesto anteriormente, podrán darse cuenta que este tipo de vampiro tiene características bastante normales o comparables a cualquier ser humano. Sin embargo, hay un detalle que lo emparenta con el Drácula de las películas, y es que en determinadas épocas de su vida se lo puede ver muy rejuvenecido, y en otras, más avenjentado; cualquiera podría pensar que eso no es posible, pero hay varios casos de vampiros energéticos que se mantienen muy juveniles a pesar de su edad. Estas personas se rodean de gente con mucha energía vital; adultos sanos o niños, y en algunos casos tienen profesiones que justifican la cercanía a éstos, pero prefiero no ahondar en ese tema porque como podrán imaginar, los detalles pueden ser muy desagradables.


¿Como evitar el ataque de estas personas?

Siempre sostuve la idea de que los seres humanos debemos ser más solidarios y dar una mano a quién lo necesita, pero también es cierto que no podemos ni debemos dejar nuestro bienestar en segundo plano; cada vez que nuestra autoestima se vea amenazada, debemos hacerle saber a quien nos perjudique, que estamos diapuestos a ayudarlo pero que también tenemos nuestros propios problemas. El verdadero significado de AYUDAR es aliviar la tarea de otra persona, pero no se trata de realizarla completamente, ya que las dificultades son personales y cada uno debe superar sus propios obstáculos; si uno ofrece todo su tiempo a otra persona, impide el aprendizaje ajeno y se queda sin energía para transitar su propio camino. Entonces, si mantenemos nuestra energía positiva y ofrecemos unos minutos al día para ayudar, podremos cumplir con nosotros y con los demás, pero sin permitir que nos usen como si fuéramos pilas. Otro punto vital que debemos recordar, es no dejarnos asustar por estímulos externos; el miedo es una emoción muy negativa cuando se convierte en pánico, y los vampiros energéticos tratan de mantenernos asustados constantemente para limitar nuestro rango de acción. Por ejemplo; si una persona viene con tono atemorizante a advertirnos de que algo malo puede pasar, en lugar de estar ayudándonos, lo que está haciendo es sugestionarnos para que justamente suceda eso que vino a advertirnos.

Lamentablemente, nuestra sociedad actual está llena de factores que nos quitan la energía y nos inyectan el miedo constantemente; Los programas de televisión que nos bombardean con malas noticias, las fake news que tratan de manipular nuestras mentes, el exceso de series y películas con contenido violento, etc; todo ello también nos mantiene con la vibración baja y nos aleja de nuestro estado natural.


Conclusiones

Si tuviera que resumir en pocas palabras cuáles son los escudos que nos mantienen alejados de estos seres manipuladores, diría que son; “no permitir que nos asusten”, “ayudar moderadamente, sin dejar de lado nuestra vida personal” y “conservar una buena autoestima”

Anuncios

2 comentarios sobre “Vampiros energéticos “la amenaza invisible”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s